Home / Kids / UN ESPACIO PARA EL JUEGO
en Kids

UN ESPACIO PARA EL JUEGO

Si bien es importante que los adultos no interfieran en los momentos de diversión independiente de sus hijos, para potenciar así el desarrollo de juegos espontáneos, no está de más que los papás presten atención a ofrecer las condiciones necesarias para eso surja.

¿Cómo podemos potenciar que los pequeños jueguen de una manera adecuada?

  • Asegurándonos de que el espacio de juego esté correctamente iluminado, limpio y despejado. Sobre todo en el caso de bebés y niños muy pequeños, es conveniente colocar una alfombra.
  • Cuidando de que el espacio sea seguro, en el que los enchufes y cables estén suficientemente tapados y los muebles y otros objetos queden anclados, de forma que no caigan ni puedan causar daños sobre el pequeño.
  • Delimitando correctamente el área de juego. A medida que el bebé crezca se le deberá proporcionar más espacio, pero siempre debidamente concretado. De esta manera se creará una sensación de estructura, en la que podemos le dar libertad para que juegue sin estar diciendo “no” a cada instante.
  • Dejando capacidad de movimientos al bebé. No es recomendable fijar durante demasiado tiempo a los menores a una postura concreta en silletas, andadores, balancines…

Para que los pequeños disfruten y aprovechen su tiempo de juego debemos facilitar un espacio y ambiente divertido, enriquecerlo a través de diferentes propuestas sin imponerlas, y animarles para fomentar la autoestima y autonomía.

En una sociedad en la que, en ocasiones, nos sentimos obligados a crecer demasiado rápido, es importante recordar que todas las etapas de la vida son importantes y necesarias. Así que no hay nada más beneficioso para los hijos que ayudarles a disfrutar de cada una de ellas.