Home / Consejos / Tipos de lunares y cómo cuidarlos

Tipos de lunares y cómo cuidarlos

Aprende a identificar los diferentes tipos de lunares para saber cuáles pueden ser peligrosos.

Cuando llega el verano es tiempo de salir, relajarse y disfrutar, pero debes ser consciente de que el sol no se toma ningún descanso y se vuelve más peligroso durante esta época del año. 

Es el momento de que presten atención a tu piel y, de forma más concreta, al cuidado de tus lunares.

Estamos más que acostumbrados a nuestros lunares, nos acompañan en nuestro día a día y es por eso por lo que quizá se te haya pasado por alto realizar exámenes periódicos para comprobar que no sufren ninguna alteración. 

Esto es muy importante porque todos los tejidos de nuestro cuerpo corren riesgo de volverse malignos.

Cuando un lunar tiene un aspecto atípico hay mayor riesgo de que este se convierta en melanoma, el tipo más frecuente y peligroso de cáncer de piel

Por esta razón, es necesario que les prestes especial atención a los tipos de lunares que puedes tener, sobre todo en verano, cuando se ven sometidos a una intensa exposición solar.

¿Por qué salen los lunares?

Los diferentes tipos de lunares aparecen debido a un aumento de melanocitos, las células que producen pigmento en la piel. 

Normalmente, los lunares comunes son pequeños, de forma circular y de color marrón oscuro. Con el tiempo, su aspecto puede ir variando y pueden llegar a desaparecer por su propia cuenta.

Regla ABCDE para examinar tipos de lunares

Existe una regla muy fácil de recordar sobre cuál es el aspecto que debe tener un lunar, que te ayudará a realizar tus revisiones rutinarias y a que lo tengas todo bajo control. 

Esta se llama regla ABCDE y su nombre viene de las siglas de asimetría, borde, color, diámetro y evolución. ¡Te explicamos de qué se trata!

Asimetría: si trazas una línea imaginaria por el centro del lunar, ambos lados deben tener la misma simetría. La presencia de asimetría es un gran factor de riesgo. 

Bordes irregulares: cuando los bordes del lunar se muestran difuminados y presentan picos o deformaciones. Los bordes de un lunar común son lisos y sin alteraciones. Los lunares con relieve son también un factor de riesgo.

 •Colores diferentes: un lunar presenta normalmente un único color, ya sea de tonos marrones, rosados o en algunas ocasiones, incluso, color negro. Este puede ser peligroso si presenta dos o más colores, si su color ha cambiado o si es de un color diferente al resto de lunares de tu cuerpo.

Diámetro mayor a 6 mm: los lunares comunes tienen un tamaño de hasta máximo 6 milímetros, un tamaño mayor debe ser controlado. 

•Evolución: por lo general, los lunares comunes no suelen presentar demasiados cambios. Si observas que uno de tus lunares comienza a variar en tamaño, forma o color puede ser una señal de evolución de melanoma.

¿Lunares que pican? Factores que influyen en el riesgo de melanoma

Hay algunos factores que pueden influir en el riesgo de melanoma y por los cuales es aconsejable el cuidado de los lunares y acudir periódicamente a su revisión por parte un especialista. Estos son: 

– Haber sufrido anteriormente de melanoma u otro tipo de cáncer de piel. 

– Presentar varios lunares de aspecto atípico. 

– Tener gran número de lunares en el cuerpo, superior a unos 50.

– Ser una persona de piel muy clara. 

– Tener antecedentes familiares de primer grado que hayan presentado melanoma. 

– Presentar un sistema inmunitario debilitado a causa de enfermedades o tratamientos. 

– Haber sufrido fuertes quemaduras en la piel. 

Cómo realizar el cuidado de lunares. Protégelos

Sobre todo, en verano, hay que proteger la piel del sol y la posible aparición de melanoma. 

Para conocer las pautas de actuación, recomendaciones y mucho más, te recomendamos el post sobre  cómo proteger tu piel frente a los rayos solares

La piel es el órgano más grande que tenemos en nuestro cuerpo, por lo que necesita de una protección específica. 

Desde F+ Online te recomendamos nuestra sección de Protección Solar donde podrás encontrar todo tipo de productos de las marcas más reconocidas del mercado, con los que podrás cuidar tu piel de la exposición al sol. 

La piel del rostro es una de las partes más delicadas y necesita unos productos específicos. 

Los mejores productos para el cuidado de lunares en la piel

Anthelios bruma facial 50+ 75ml

Proporciona protección para tu rostro, invisible y con alta protección solar.  

Isdin fotoprotector spray SPF50+ 250ml

Para el cuerpo y sobre todo para las pieles sensibles, desde F+Online recomendamos Isdin fotoprotector spray SPF50+ 250ml

Fotoprotector corporal en formato spray transparente, fresco y de secado inmediato. Apto para todo tipo de pieles, incluida piel sensible y/o atópica.

 Interapothek after sun 400 ml

Un paso muy importante después de la exposición solar es recuperar la piel. Para ello en nuestra web podrás encontrar productos como, por ejemplo, Interapothek after sun 400 ml.

Alivia, refresca, hidrata y regenera. Posee una eficaz combinación de activos como vitamina E, bisabolol, gel de aloe, extracto de incienso y tónico refrescante. Ayuda a disminuir la sensación de ardor postsolar, un aspecto clave en el cuidado de todo tipo de lunares. 

En definitiva, los lunares son muy variados y necesitan atención, pero tampoco debes obsesionarte. 

Vigila tus lunares atípicos de cerca y si detectas algún cambio, acude por precaución a la revisión de un especialista.