Home / Promos / ¿Sabes cómo elegir el maquillaje perfecto?
en Promos

¿Sabes cómo elegir el maquillaje perfecto?

¿Usas el mismo tono en verano que en invierno?, ¿pruebas tu maquillaje antes de comprarlo?… El maquillaje es el producto que lo mismo puede obrar milagros que convertirse en tu peor enemigo. Por eso, dar con la base de maquillaje perfecta es esencial para obtener un buen look.

Lo primero que te recomendamos hacer es buscar la textura de maquillaje que mejor te va, ya que los tonos varían de una a otra. Aquí tienes un listado para despejar dudas:

– BB cream: ideal si solo buscas unificar el tono naturalmente y no quieres varios pasos. Hidratante y maquillaje, todo en uno.

– Maquillaje fluido: la opción ligera y cómoda. Perfecta para pieles secas.  

– Maquillaje en crema: más denso y cubriente, ideal para pieles maduras o con más problemas. Ideal para pieles secas.

– Maquillaje en polvo: ideal para obtener un acabado aterciopelado y mate, especialmente si tienes la piel grasa con exceso de sebo en el cutis. Eso sí, busca productos específicos si tienes acné.

– Maquillaje compacto: son más cubrientes y difíciles de extender. Hoy en día existen versiones compactas para casi cualquier tipo de piel, incluidas las problemáticas. Libres de aceite, con factor de protección solar, para pieles sensibles, etc. Genial para pieles grasas.

Como en el caso de otros productos cosméticos, el maquillaje debe elegirse atendiendo al tipo de piel y las necesidades específicas del mismo.

Rutinas de belleza que te permitirán sacar el mayor partido a tu maquillaje.

Para sacarle el mayor partido a tu maquillaje hay que tener en cuenta que debes seguir unos pequeños pasos. Tener una piel cuidada y bien hidratada es fundamental. Para ello te indicamos unos consejos para la aplicación del maquillaje.

1. Exfoliar la piel regularmente para conseguir una textura fina y eliminar las células muertas.


2. Antes de aplicar el maquillaje siempre debes hidratar bien la piel para que el resultado sea óptimo.

3. Aplica correctores antes de la base de maquillaje, para partir de un tono en el rostro lo más uniforme posible.

4. Finalmente, al aplicar el maquillaje, puedes hacerlo con el instrumento que más te guste: brocha, esponja o, incluso, las manos.

¡Y no lo dudes! Si tienes dudas respecto a tu tipo de piel o el maquillaje que más te conviene, consulta a tu farmacéutico y te ayudará a hacer la mejor elección.