Home / Bienestar / ¿Quieres alimentarte de forma saludable? Te contamos cómo hacerlo

¿Quieres alimentarte de forma saludable? Te contamos cómo hacerlo

Los días que pasamos más tiempo en casa se hace más necesario que nunca seguir un horario fijo de comidas que nos permita mantener el aporte nutricional óptimo, pero sin caer en los pequeños picoteos que nos pasan factura e incrementan demasiado el aporte calórico, pero no así el nutricional. 

La calidad de la comida que ingerimos es fundamental para sentirnos sanos y enérgicos, por lo que mantener una dieta saludable es esencial.

7 consejos para comer más saludable

  • Fija horarios y realiza, al menos, 5 comidas al día.
  • Crea un planning semanal de comidas que te permita organizarte para hacer una lista y comprar todo lo que necesitas cuando vayas al supermercado, así como alimentarte de forma variada, aportando cada día a tus menús un surtido de alimentos óptimo.
  • Busca recetas que te gusten, que puedas elaborar según la disponibilidad que tengas cada día y que te motiven. No sirve de nada fijar una dieta muy estricta y abandonarla tras la primera semana.
  • Incluye también en tu planning aquellos alimentos que te gustan, aunque no sean tan saludables. Es importante que te des un capricho de vez en cuando. Siempre es preferible que los cocines tú mismo, de forma que puedas controlar más los ingredientes.
  • Cuando comas trata de que sea un momento positivo. Dedica el tiempo necesario para masticar cada bocado, esto evitará el exceso de gases que ingieres y facilitará la digestión.
  • Come lo suficiente como para no quedarte con hambre, pero no comas más de lo que necesitas. En muchas ocasiones comemos más cantidad de la que necesitamos por saciar emociones o sentimientos que no sabemos cómo procesar. Toma conciencia y evítalo.
  • Bebe agua frecuentemente, pese a que no tengas sensación de sed. 

9 recomendaciones para planificar tus menús 

  • Planifica un menú variado rico en frutas y verduras, siempre priorizando aquellos que sean propios de tu región y de la estación en la que te encuentras.
  • Evita la comida procesada, la bollería y los alimentos con exceso de grasas o azúcares. Aprovecha que pasas más horas en casa y puedes dedicar más tiempo a elaborar tus platos favoritos y aquellos que requieren mayor preparación. ¡Aprende a disfrutar cocinando!
  • Intenta incluir en tu dieta a menudo cereales integrales y legumbres.
  • Reduce la sal que añades a la comida. En su lugar, puedes añadir hierbas y especias que aporten un toque extra de sabor.
  • Utiliza aceite de oliva tanto para cocinar como para aliñar las ensaladas o platos.
  • Evita los fritos y rebozados, siempre que sea posible, sustitúyelos por cocinado al vapor, al horno o a la plancha.
  • Durante las comidas, es preferible evitar ingerir demasiado líquido
  • Incluye los frutos secos en los almuerzos y meriendas, así como ingrediente de los platos principales.