Home / Kids / QUE LOS NIÑOS SE DEDIQUEN A JUGAR
en Kids

QUE LOS NIÑOS SE DEDIQUEN A JUGAR

Crecer es inevitable, como también lo suele ser el recordar la infancia como una de las épocas más bonitas de la vida. La nostalgia lleva a los adultos a mirar atrás y evocar momentos de ese periodo en los que sentían estar disfrutando de una manera plena.

Jugar es una de las actividades a las que más tiempo se le dedica siendo niños, de hecho, es así como se mira al mundo y a la vida: como un juego. Lo que no sabíamos entonces es que no solo no sestábamos divirtiendo sino que se trataba de uno de los pilares básicos para la educación de cualquier persona. De hecho, nuestro forma de ser adulta es, en gran medida, un reflejo de las aptitudes y habilidades físicas, psíquicas y emocionales, que se aprenden y desarrollan durante los primeros años de vida a través del juego.

Son muchos los expertos que señalan al juego espontáneo, el que surge del propio niño sin ninguna otra influencia, como la actividad básica y más importante de los seres humanos durante los primeros siete años. Y es que, durante el juego, los menores entran en un estado de placer, bienestar y concentración, que les permite poner en práctica tanto sus habilidades motrices como cognitivas, emocionales, sociales y lingüísticas.

La consecuencia más inmediata de esta actividad es el desarrollo y entrenamiento de una serie de habilidades que incidirán de forma directa en su autoestima durante la vida adulta. Algunas de estas habilidades son: la socialización, la exteriorización de emociones y sentimientos, el desarrollo motriz, el desarrollo del lenguaje interno para autorregular su conducta, planificarse y prepararse para la vida adulta.

Por lo que es importante ofrecer a los pequeños de la casa la oportunidad de jugar de manera libre e independiente. Que sean ellos quienes creen sus historias y las desarrollen, haciendo uso de sus medios y su entorno. Algo tan sencillo como eso darles esa libertad, puedo hacer de ellos unos adultos mucho más felices y capaces.