Home / Promos / Hygge, la felicidad de las pequeñas cosas
en Promos

Hygge, la felicidad de las pequeñas cosas

Las matemáticas no fallan. No necesitamos que nadie nos diga que los lunes son el día más triste de la semana. A la pereza que nos da volver del fin de semana hay que sumarle el frío y que no llegamos a fin de mes después de todas las compras navideñas y de rebajas.  ¡Pero hay solución!

Si sientes que el próximo lunes no es tu día, no te preocupes, aquí te dejamos algunas claves para hacer más ameno ese ¿triste? día.

1. Comienza con un buen desayuno lleno de energía.
2. No dejes llevarte por el mal karma. No te obsesiones si algo no sale como esperabas.
3. Paseo matutino. Caminar de buena mañana despejará tu mente.
4. Ponte esa ropa que te hace sentir especial.
5. Ríete con los amigos.
6. Pasa tiempo con la familia. ¡Hoy es el día!
7. Mímate. ¡Relájate!
8. Descansa. Termina la jornada en la cama. Mañana será otro día.

Si nada de esto te funciona, estás en el sitio indicado. A continuación vas a descubrir el secreto de un nuevo concepto de felicidad escandinava… y aplícate el cuento este 2020. Aunque… ¿sabes qué? Seguramente lo estás practicando sin darte cuenta. ¡Ser feliz está de moda!

No solo da título a un libro de Meik Wiking, sino que también es una de las tendencias del momento y la fórmula secreta de muchos daneses que se autodenominan “los más felices del mundo”. Seguro que lo has leído o visto en algún sitio, se llama “hygge” (aunque se pronuncia “juga”) y se basa en la idea de ver y disfrutar la vida con cosas sencillas. El agroturismo, los picnics en el río, los domingos en bicicleta, hasta el socorrido “sofá, peli y manta”, en soledad o en buena compañía, son elementos esenciales del buen “hygge”.

Actualmente, esta tendencia está revolucionado las redes sociales (especialmente Instagram), pero su práctica se remonta a hace más de dos siglos en Dinamarca.

¿El secreto?

Su receta sencilla basada en la consciencia de lo que nos rodea, la belleza de las cosas pequeñas, el deleite por el deleite, el hedonismo, o simplemente, disfrutar de esa taza de chocolate caliente, ver llover calentito desde la ventana, el olor a pan recién hecho, disfrutar del sol en invierno, desayunar en el jardín con una buena bufanda…

Y aunque todo esto nos suena, a menudo, nuestro trepidante ritmo de vida, hace que olvidemos el placer inherente a las pequeños detalles del día a día.

Dinamarca lidera desde 2012 el ranking de World Happiness Report Update, es decir, el ranking mundial de felicidad. ¿Cómo puede ser, teniendo en cuenta que es uno de los lugares con peor climatología del mundo? Pues tal vez ahí esté el secreto, ya que han tenido que aprender a hacer de sus hogares verdaderos templos de ocio. Y por ello, fomentan las reuniones, convirtiéndose en los reyes de los pequeños planes y conciliando diversión, amigos y familia en una perfecta alquimia que parece funcionar.

El inicio de un nuevo año con ilusiones renovadas y las pilas cargadas de nuevo (aún con las promesas de siempre de hacer deporte, apuntarse a un gimnasio, comer más sano, descansar más y disfrutar mejor del tiempo libre), nos parece el momento perfecto para que te pongas en modo “hygge” o simplemente, añadas esas pequeñas cosas que, bien vistas, contribuyen de forma sencilla y segura a nuestra felicidad.

Volverás a disfrutar de las tardes de lluvia, del chocolate de la abuela, de las castañas en invierno y los almendros en flor en primavera; volverá a llevarse la esta del pijama o esa beauty party pendiente con tus amigas; retomarás el fútbol con los veteranos o, sencillamente, volverán los juegos de mesa en familia a tu casa.

Llámalo “hygge” o la nueva pequeña felicidad, pero recuerda, en 2020 puedes ser un poco más feliz disfrutando de pequeños gestos. ¡Ríete del Blue Monday!