Home / Consejos / Enfermedades dermatológicas en mascotas: alergia, seborrea y pioderma

Enfermedades dermatológicas en mascotas: alergia, seborrea y pioderma

Las enfermedades dermatológicas son muy frecuentes entre perros y gatos, provocando en la mayoría de los casos picor intenso y mal olor de la piel.

Es importante identificarlas de forma precoz, ya que pueden complicarse y resultar muy molestas. Afortunadamente, la mejoría del cuadro clínico se consigue con el tratamiento adecuado, junto a una correcta rutina de cuidados de la piel y el pelo. 

Para ayudarte a reconocerlas en tu mascota, te detallamos tres de las enfermedades dermatológicas en mascotas más frecuentes: las alergias, las piodermas y las seborreas. Y, además, te presentaremos las claves sobre la terapia con champús y su utilidad en los trastornos cutáneos. 

¿Qué son la alergia, la pioderma y la seborrea? ¿Cómo puedes detectar estas enfermedades dermatológicas en tu mascota?

La alergia:

La alergia es una reacción de hipersensibilidad frente a sustancias extrañas al organismo, siendo sus causas más comunes: 

  • La atopia (alergia ambiental).
  • La alergia a la picadura de pulga.
  • La alergia alimentaria. 

El cuadro clínico en todas ellas es muy similar, manifestándose mediante:

  • Picor e inflamación de la piel. Se muerden y se rascan constantemente el cuerpo contra objetos.
  • Síntomas gastrointestinales, como vómito y diarrea (alergias alimentarias).
  • Infecciones por bacterias y levaduras (infecciones secundarias). 

Las lesiones generalmente se localizan en la zona de la cara, orejas, axilas, cara interna del muslo y región anal. En el caso de la alergia a la picadura de la pulga, se verán afectadas la zona de la grupa, la base de la cola, las extremidades posteriores y el abdomen. 

La pioderma

La pioderma es una infección bacteriana de la piel, caracterizada por la producción de pus. Es más común en perros que en gatos.

Se clasifica según la profundidad de la lesión. La pioderma superficial afecta a capas exteriores, como la epidermis y los folículos pilosos, mientras que la pioderma profunda compromete capas más internas, como la dermis y, en algunos casos, la hipodermis.

Los signos clínicos que podrás observar en tu mascota son los siguientes:

  • Inflamación e irritación.
  • Alopecia (pérdida de pelo). 
  • Secreción de pus variable.
  • Mal olor. 
  • Dolor y picor.
  • Aparición de úlceras, fístulas o nódulos. 

La seborrea

Las seborreas o trastornos queratoseborreicos cursan con alteraciones en la formación de ciertas células de la epidermis y/o en la capa lipídica epidérmica, siendo de presentación frecuente en perros que en gatos. 

Se clasifican en seborreas secas o grasas, según la intensidad de la descamación y de la grasa que presente la piel. Estas son las características del cuadro clínico de cada una de ellas: 

  • Seborrea seca: descamación excesiva con presencia de escamas blanquecinas y capa seca y mate.
  • Seborrea grasa: manto grasiento al tacto con presencia de material amarillento adherido a la piel y al pelo, acompañado de un olor desagradable característico. Se suele complicar con otitis externa. 

Si afectan a los folículos pilosos y a las glándulas, suelen aparecer también comedones (puntos negros debido al taponamiento del folículo) y alopecia.

El grado de picor es variable, siendo más intenso si va acompañado de infecciones secundarias. 

¿Es útil el tratamiento con champús y otros productos dermatológicos?

Los champús y otros productos tópicos como los sprays y las espumas son una parte fundamental en el tratamiento de multitud de enfermedades dermatológicas, ya que en su formulación incluyen ingredientes activos que favorecen la salud cutánea.

Los principales beneficios de estos productos son:

  1. Con el baño con champús específicos, se consigue la limpieza de suciedad, grasa, escamas, alérgenos y microorganismos.
  2. Alivian de la irritación y el picor.
  3. Mantienen y regeneran la barrera cutánea, y ayudan al equilibrio de la microbiota (microorganismos que habitan en la piel).

De forma general, se aconsejan de 1 a 3 baños semanales inicialmente y, posteriormente, ajustar el número según necesidad; las espumas y los sprays se pueden aplicar después del baño. 

Para conseguir la eficacia buscada, es fundamental emplear productos indicados para mascotas, que estén adaptados a los requerimientos específicos de su piel (pH, epidermis más fina, abundancia de pelo, …) y realizar siempre la aplicación siguiendo las recomendaciones de uso del fabricante y de tu veterinario. 

Por eso, en F+Online puedes encontrar una gran variedad de productos de veterinaria higienizantes para perros y gatos que tratarán de ayudarte en las distintas situaciones en las que tu mascota se encuentre. Concretamente, para el cuidado de su piel te recomendamos: 

  • Ceva Douxo S3 seb champú 200 ml que refuerza la barrera cutánea por su pH equilibrado, disminuye la caspa, la grasa y el olor desagradable. Además, hidrata y ayuda a mantener las condiciones fisiológicas de la piel dejando el pelaje ¡sedoso y brillante!
  • Inodorina spray 300 ml es una solución rápida y eficaz para desinfectar el pelaje de tu mascota. Está especialmente creado para eliminar el mal olor de nuestro perro o gato en momentos puntuales o en etapas de problemas dérmicos que generan olores desagradables y, como están en tratamiento, deben retrasar el baño. 
  • Menforsan champú con aceite de visón es un producto especial por su contenido en aceite de visión que protege y nutre el pelaje de tu mascota aportando alta hidratación, que está especialmente indicado para pelajes secos y anudados. Gracias a sus tensoactivos suaves y ecológicos es adecuado para un uso frecuente. 

Haz las revisiones anuales a tu mascota y, ante cualquier síntoma atípico, consulta siempre con tu veterinario. Cuidar la piel y el pelo de tu mascota será tu mejor aliado para mantenerla sana y prevenir enfermedades.