Home / Consejos / ¿En casa y con niños? Te damos las claves para no morir en el intento

¿En casa y con niños? Te damos las claves para no morir en el intento

Durante los días en los que no podemos salir de casa, se hace más imprescindible que nunca disponer de una rutina que nos mantenga activos y saludables y nos permita mantener el bienestar emocional. Especialmente si vives con niños, es esencial permitirles un día rico en estímulos y suficientemente variado en actividades y espacios en los que realizarlas.

Rutinas diarias para toda la familia

Es fundamental continuar una rutina y horarios fijos de sueño, comidas, estudio o trabajo, práctica de deporte y tiempo libre.

Para aprovechar al máximo el día te recomendamos que establezcas horarios fijos, que os permitan realizar todas las actividades planificadas y os mantengan activos y emocionalmente saludables. Para mantener el bienestar de los niños es especialmente importante contar con un calendario estructurado de horarios y actividades que conozcan y puedan consultar en cualquier momento.

Tiempo para la rutina académica

Una parte de las horas del día deben estar reservadas a las tareas y deberes que les hayan pautado desde su centro educativo, de forma que continúen practicando todos los conocimientos de su curso académico. Las horas y tareas dependerán del nivel de estudios en el que se encuentren, así como de las recomendaciones de sus profesores.

Para ello, es conveniente asegurar que al comenzar la rutina de estudio tengan todos los materiales que vayan a necesitar en su escritorio y realizar con ellos un calendario para cada día, de forma que tengan tiempo para estudiar las distintas asignaturas y, al finalizar el día, puedan entregarte las actividades realizadas para su corrección.

¿Qué se puede hacer en el tiempo libre?

En lo que respecta al resto de horas libres del día, si dispones de jardín propio y el tiempo acompaña, sin duda la mejor idea es permitirles pasar tiempo al aire libre, donde puedan tomar el sol, moverse y dar rienda suelta a su imaginación.

Por el contrario, si no dispones de espacio al aire libre, se hace necesaria una dosis extra de ingenio para conseguir satisfacer todas sus necesidades sin salir de casa. Para ello te damos las siguientes recomendaciones:

  • Intenta que el espacio en el que realizan las tareas académicas no sea el mismo que el que dedican al tiempo libre. Esto les permitirá que les sea más sencillo concentrarse en la “habitación de estudio” y disfrutar más el tiempo libre en otro espacio en el que sientan la “novedad” de poder jugar.
  • Trata de conseguir que las horas concentrados en el estudio sean de calidad. Como siempre se ha dicho, es preferible menos horas, pero más atentos, que demasiadas horas sin rendir y con sensación de frustración.
  • Es fundamental reservar tiempo para que realicen actividades deportivas que les permitan moverse y disfrutar. ¡Todavía estarán más motivados si tú también participas! Para ello, puedes apoyarte en vídeos de internet que os faciliten alguna rutina divertida y adaptada a sus gustos y necesidades.
  • Fomenta que su tiempo libre sea de calidad, motivándoles a leer un libro en el balcón, mientras aprovechan los rayos de sol, ver una película que les apetezca en un segundo idioma, hacer manualidades, cocinar juntos algún plato que les guste, jugar a juegos de mesa… de forma que no pasen todo el día viendo la tele o vídeos en internet.
  • Ayúdales a comprender la situación y a que se sientan parte de la solución por hacer el esfuerzo de quedarse en casa. Además, puedes animarlos a hacer dibujos para colgar en la fachada e indicarles que con ellos estarán ayudando a las personas que los vean a estar más felices y a confiar en que todo va a salir bien. ¡Seguro que pondrán todo su cariño y empeño en hacerlo lo más bonito posible!

Sabemos que, en ocasiones, es complicado buscar planes e innovar cuando estamos saturados por el trabajo y las tareas del hogar, pero estamos convencidos de que con pequeñas acciones podemos mantener felices a los más pequeños.