Home / Bienestar / CUIDADOS EXTRA DURANTE EL EMBARAZO

CUIDADOS EXTRA DURANTE EL EMBARAZO

¿Vas a ser mamá dentro de poco? Sea éste tu primer embarazo o no, lo que seguro sí tienes muy claro es que en esta etapa tan bonita de tu vida, cuidarse es vital tanto para ti como para tu bebé.

De pronto, todos tienen consejos para darte: amigos, médicos, compañeros de trabajo, familiares, hasta desconocidos… Pero que de verdad sepas cuidarte depende solo de ti, así que ahí van algunos imprescindibles de autocuidado que debes conocer:

  • Hidratar bien la piel: El mayor abastecimiento de sangre estimula la producción extra de grasa en el rostro y puede que experimentes cuadros de acné. Además, la piel se reseca y cuartea (peligro de estrías). Este segundo problema lo evitarás si aplicas a diario un aceite o loción hidratante específica sobre tu piel y te hidratas con suficientes líquidos durante el día.

 

  • Cabello y uñas: Durante el embarazo, el cabello y las uñas tienden a fortalecerse y crecer más rápidos, estimulados por las hormonas. Pero ten cuidado, pues en la fase de parto y post-parto se producen los efectos contrarios y es muy importante que les aportes un cuidado extra para que no se conviertan en un problema más grave. Lo mejor, en estos casos, es que te dejes aconsejar por un especialista y recurras a productos farmacéuticos profesionales que puedan ayudarte con esto.

 

  • Escoger el número de calzado adecuado: El exceso de líquido en el cuerpo puede producir hinchazón en los tobillos. ¿Un truco? Usar zapatos con el talón abierto de una talla más grande, te ayudarán a evitar la presión y conseguirás que tus piernas estén menos pesadas.

 

  • Cuidado con las lesiones de articulaciones: Durante el embarazo se produce una hormona llamada relaxina, que relaja los ligamentos de tu cuerpo. Esto te hace menos estable y más propensa a lesionarte. Cuando hagas ejercicio o levantes objetos, hazlo lentamente y evita movimientos bruscos.

 

  • Preparando el nido: De manera instintiva, empezarás a preocuparte más por lo que te rodea, como la preparación para la llegada de tu bebé. ¿Un ejemplo claro? El estrés por la canastilla, especialmente en primerizas. ¿Qué me hace falta? ¿Qué no? ¡Me dejo algo seguro! No te preocupes por esto. Nuestros farmacéuticos te asesoran y te ayudan a elaborar tu canastilla para que utilices solo lo necesario y no te dejes nada.

 

Y lo más importante de todo: ¡Relájate! Es imprescindible que vivas esta etapa con tranquilidad y recurras siempre al asesoramiento de quien realmente conoce las necesidades de cada embarazo: tu médico. Con la seguridad del cuidado y el consejo profesional, solo te queda lo más importante: disfrutarlo.