Home / Bienestar / CONSEJOS PARA LA VUELTA AL TRABAJO TRAS LAS VACACIONES

CONSEJOS PARA LA VUELTA AL TRABAJO TRAS LAS VACACIONES

Tan habitual como la ilusión por la llegada del verano y de las vacaciones, es el posterior “síndrome postvacacional”, es así como conocemos a los efectos físicos y psicológicos que tiene en una persona la necesidad de volver a su rutina y a su puesto de trabajo tras disfrutar de unas semanas de descanso y desconexión.

Las extensas jornadas laborales y lo complicado que resulta compensar la vida profesional con la personal, provocan que tras un periodo de relax puedan surgir problemas psicológicos, provocando tristeza y desánimo al reincorporarse al puesto de trabajo.

Ante esto, podemos tener en cuenta una serie de recomendaciones, como intentar mantener una actitud positiva y proactiva que nos ayude a encarar de mejor manera los problemas laborales iniciales, así como priorizar las tareas que de primeras resulten más importantes, marcar horarios y pautas de trabajo nos ayudará a evitar la ansiedad que supone intentar realizar todas las tareas de golpe.

Otro punto importante a tener en cuenta es tratar de no estirar las vacaciones hasta el último momento, volver a casa dos o tres días antes de que finalicen para descansar y organizar nos ayudará a evitar la ansiedad que produce combinar las obligaciones domésticas con las laborales.

Aunque resulte paradójico, puede ser interesante no tomar periodos vacacionales excesivamente largos, ya que resultará más complicada la reincorporación, la posibilidad de dividir nuestras vacaciones en varios periodos a lo largo del año provocará que tengamos diferentes momentos de desconexión  durante el curso, siendo también muy beneficioso para nosotros.

En caso de encontrarnos física y psicológicamente afectados, será recomendable centrarse en el aspecto laboral y las relaciones con los compañeros, buscar actividades que nos agraden y nos permitan desconectar, es indispensable recordar que aunque el trabajo es imprescindible para nuestra vida, también los momentos de ocio forman parte de ella.

En caso de que pasadas dos semanas sigamos encontrándonos con una sensación de desánimo, es importante acudir a un especialista, de lo contrario se corre el riesgo de poder caer en problemas más graves como podría ser incluso un estado de depresión.