Home / Consejos / Consejos para disfrutar de la nieve con nuestra mascota de forma segura

Consejos para disfrutar de la nieve con nuestra mascota de forma segura

Cada invierno las montañas se cubren de blanco con la temporada de nieve, resultando difícil resistirse a dar un agradable paseo por la nieve con nuestra familia y nuestra mascota.

Sin embargo, en la nieve hay ciertos peligros que pueden afectar a nuestros animales y ocasionarles patologías que pueden ser muy graves. Por ello, es importante conocer cómo podemos prevenirlos.

A continuación, te damos las claves para disfrutar de la nieve tomando una serie de precauciones.

1.Protección frente al frío

Perros, gatos y conejos realizan el proceso de muda otoñal que les proporciona un denso pelaje para protegerse del frío. Pero, si las temperaturas son extremadamente bajas durante periodos prolongados, pueden aparecer enfermedades o agravarse las ya existentes.

Por esto, cuando paseamos por la nieve se aconseja ponerles un abrigo a aquellos animales que tengan poco pelo y/o pelo corto, que sean de pequeño tamaño, cachorros, geriátricos, y por supuesto a los que padecen alguna enfermedad.

En el caso de que nuestra mascota viva al aire libre, se recomienda facilitarles una zona de refugio cálida, con acceso a comida y agua, y resguardada de la nieve, las heladas y la lluvia. También debe vigilarse que no se congele el agua de los bebederos.

2. Evitar la ingesta o lamido durante el paseo

La ingesta en exceso de nieve puede afectar al sistema digestivo de nuestra mascota y provocar síntomas gastrointestinales como vómitos y diarrea, especialmente si contiene sal empleada para eliminar la nieve de las carreteras.

Después de un paseo por la nieve, se recomienda limpiar las zonas de contacto como son las extremidades y el vientre.

Hay riesgo de que se produzcan intoxicaciones por etilenglicol a causa de la ingesta de anticongelantes, que pueden ser fatales. Si utilizamos anticongelante en casa debe almacenarse y usarse con cuidado, ya que cualquier derrame puede llamar la atención de nuestra mascota y que lo ingiera.

Ante la sospecha de intoxicación por ingesta de anticongelante debe acudirse de inmediato al veterinario.

3. Protección de las almohadillas plantares

Las almohadillas plantares son delicadas y durante los paseos por la nieve los perros pueden lesionarse, sobre todo si los paseos son largos y los animales corren y se resbalan.

Para evitar este tipo de problemas podemos proteger las almohadillas con productos diseñados para este fin que ayuden a reforzarlas y a que no se agrieten.

En nuestra tienda online disponemos del protector de almohadillas de Menforsan para perros. Se trata de un gel formulado con aloe vera que le aporta propiedades como calmante y cicatrizante y que está indicado para proteger las almohadillas del frío y del calor.

4. Controla a tu mascota y el entorno

En la nieve los animales pueden perderse con facilidad o entrar en zonas de agua congelada sin percatarse. Por ello, te recomendamos pasear a tu mascota con la correa y mantenerla vigilada en todo momento.

Siguiendo estos consejos garantizarás la seguridad de tu mascota y al mismo tiempo viviréis momentos maravillosos disfrutando de la nieve.