Home / Promos / Cómo cumplir con los propósitos de año nuevo
en Promos

Cómo cumplir con los propósitos de año nuevo

El año 2020 acaba de empezar y la mayoría ya piensa en todos esos objetivos marcados. Bajar de peso, dejar de fumar, ir al gimnasio, encontrar trabajo, leer más y ahorrar más dinero, son algunos de los más comunes. La mala noticia es que la mayoría de nosotros nunca llegamos a cumplirlos, algo que suele ayudar es tener siempre presente que son propósitos y no deseos.

El problema no es que no queramos conseguirlos, es que cuando se pasa un mes el 80% de las personas ya han fracasado en su intento de cambiar el rumbo de algún aspecto de su vida. En febrero toda esa motivación de Enero se evapora, renuncias y vuelves a tus viejos hábitos de toda la vida.

Si todavía no tienes claros cuáles van a ser todos esos propósitos aquí te dejamos los más solicitados:

1. Dejar de fumar.
2. Hacer más deporte.
3. Adelgazar 5 kilos.
4. Leer más libros.
5. Retomar el blog.
6. Quedar más a menudo con amigos.
7. Correr una maratón.
8. Beber menos alcohol.
9. Pasar más tiempo en pareja.
10. Ser más felices.
11. Dejar el trabajo que odias.
12. Enfrentarte a tus problemas.
13. Decir más a menudo “no”.
14. Ser menos egoísta.
15. Dejar de depender de mis padres.
16. Gastar menos dinero en cosas que no necesito.
17. Salir más el fin de semana.
18. No buscar excusas.
19. Salir de mi zona de confort.
20. Dejar de hacer buenos propósitos que no voy a cumplir.

No pretendamos cumplir un montón de propósitos a la vez de un día para otro. En realidad casi nada funciona así. Por ello debemos ir poco a poco y centrar nuestros esfuerzos en alguna de nuestras prioridades. Cuantas más queramos abarcar peor, porque acabaremos por olvidarnos de todas ellas. Y huye de generalidades: ve a lo concreto, a lo específico. Solo así llegarán los (buenos) resultados.

Hay que huir de la rutina, ese es otro buen método para combatir el estrés, el cansancio y esas interminables jornadas laborales que te dejan exhausto al final del día. Otro consejo es intentar aprovechar esos ratos que tenemos para pasar del móvil y coger un buen libro, aprender cosas nuevas o viajar más.

Seamos honestos, los propósitos son grandes y ambiciosas metas difíciles de mantener durante todo el año. La motivación inicial disminuye conforme pasa el tiempo y tu fuerza de voluntad no es suficiente para continuar con este gran propósito.

Además estas grandes metas tampoco toman en cuenta los posibles obstáculos, que pueden aparecer durante el año, ¿qué pasa cuando tenemos un día complicado y no nos apetece, salir a correr o cenar una ensalada? Es el momento en el que aparecen algunas excusas que tratan de explicar por qué renuncias a tu propósito: falta de tiempo, estrés, falta de autocontrol o falta de fuerza de voluntad,  y un largo etcétera…

En definitiva, pequeñas acciones que a todos nos ayudan a cumplir esos propósitos de año nuevo que tenemos en mente. Aunque no olvides que, más allá de estos buenos deseos, lo realmente importante es demostrarlo en el día a día. Solo así podrás apreciar más lo que tienes y ser mejor persona. ¿No te parece? ¡Ánimo!