Home / Consejos / Cómo cuidar la piel después de un día al sol en la playa o la piscina

Cómo cuidar la piel después de un día al sol en la playa o la piscina

A todos nos gusta disfrutar de un buen día de sol en la playa o la piscina, pero siempre es importante tomar algunas precauciones para proteger y cuidar nuestra piel.

En este artículo os vamos a mostrar productos que te van a ayudar a cuidar tu piel después de la exposición solar.

Consejos para cuidar la piel 

Lo primero es utilizar protección solar antes de exponernos al sol para evitar quemaduras solares, así como los daños nocivos de la radiación UV. Después de la exposición solar, la piel puede quedar más sensible o reseca, e incluso un poco irritada, por lo que es recomendable seguir una rutina de cuidado especial, sobre todo si existe quemadura solar. 

El agua del mar tiene algunos beneficios para la piel, principalmente, un efecto exfoliante natural debido a su contenido de sal, que ayuda a eliminar la piel muerta y dañada. 

Por otro lado, el agua de piscina no es tan beneficiosa ya que contiene cloro, y una exposición prolongada puede alterar la barrera protectora natural de la piel y su microbioma o flora bacteriana normal, facilitando irritaciones, sequedad y alergias. 

Rutina para proteger tu piel

El primer paso para seguir una rutina de cuidado adecuada comienza con el baño o la ducha. Cuando la piel está sensible, reseca o irritada por el sol, es muy importante utilizar un gel de ducha con una formulación suave y respetuosa, libre de jabón y con un pH más ácido similar al pH natural de la piel. 

Para ello, nuestro mejor aliado es SEBAMED, con su emulsión sin jabón para pieles normales sensibles y su emulsión sin jabón con aceite de oliva para pieles secas sensibles. Ambas con pH 5,5, el pH natural de una piel sana, ayudan a regular la función protectora del manto ácido de la piel y a preservar su microbioma. Son formulaciones suaves, libres de jabón, limpian suavemente y evitan que la piel se reseque preparándola para una óptima hidratación. 

Después de una higiene adecuada, es recomendable utilizar productos hidratantes que nutran la piel, respetando su pH natural y que contengan activos que fortalezcan su función barrera, preservando también el microbioma. En caso de una piel sensible e irritada es importante que el hidratante contenga algún activo calmante. 

Sebamed ofrece una completa gama de productos para la hidratación corporal adaptados a cada tipo de piel. Sebamed leche corporal indicada para pieles normales sensibles, con ph 5,5 y un complejo hidratante y calmante con Camomila y Alantoína que hidrata, calma y suaviza la piel. 

También cuenta con Sebamed loción enriquecida para pieles secas sensibles, con un pH 5,5 y un complejo hidratante nutritivo con Aceite de Almendra Dulce y Manteca de Karité que nutre, hidrata, calma y suaviza la piel. Ambas emulsiones tienen una textura no grasa y una rápida absorción. 

En caso de quemadura solar, también recomendamos utilizar el Sebamed gel aloe dermohidratante con Aloe 100% natural, ph 5,5, Alantoína y Pantenol que hidrata, suaviza, refresca y ayuda a regenerar la piel irritada por el sol.

SEBAMED, marca pionera y experta en el cuidado de la piel sensible. Fundada por dermatólogos, con más de 50 años de experiencia y precursora en el desarrollo de emulsiones de limpieza sin jabón. Elaborada con formulaciones que ayudan a regular el pH de la piel a un valor 5,5, el pH natural de una piel sana, y también, ayuda a preservar nuestro microbioma. 

Todos sus productos han sido testados clínica y dermatológicamente en pieles sensibles.