Home / Promos / CÓMO AFRONTAR LA VUELTA AL COLE
en Promos

CÓMO AFRONTAR LA VUELTA AL COLE

Las vacaciones han acabado. Los mayores volvemos a la rutina del trabajo y los más pequeños comienzan el cole con ilusiones renovadas y muchas ganas de volver a ver a los amigos. Pero también se van a encontrar con aquello que, en ocasiones, puede costarles un poco más, como los madrugones, los deberes, los exámenes…

No podemos alargar sus vacaciones, pero sí proponeros algunos trucos, para que tanto papás como peques tengamos un poco más fácil la vuelta al cole:

  • Retomar horarios progresivamente: Lo idóneo es comenzar diez días antes a recuperar hábitos para evitar que se haga más duro volver de nuevo a los horarios de la rutina.
  • Preparar con los peques el material escolar para que comiencen a ilusionarse con la vuelta al cole: Permitiéndoles acompañarnos cuando realicemos la compra y pidiéndoles ayuda para forrar los libros y etiquetarlos con su nombre, ayudará a que reciban el nuevo curso con más ganas.
  • Repaso de los deberes y tareas realizadas durante el verano: Esta revisión les ayudará a recordar lo practicado e ir recuperando el ritmo para el comienzo de clases.
  • Animarlos y motivarles recordando todos los aspectos positivos de la vuelta al cole: Volver a ver amigos del colegio, retomar sus asignaturas favoritas, reanudar las actividades extraescolares que les gustan, comentarles excursiones que se van a realizar en el curso escolar… ¡Estarán deseando volver cuanto antes!
  • Recordar todos los buenos momentos disfrutados en las vacaciones: Seguro que al volver a clase están encantados de comentarlos con sus amiguitos o a los profesores.
  • Acompañarlos el primer día: Los niños, al igual que nos ocurre a los adultos, se sienten más seguros y confiados cuando se enfrentan a una situación nueva acompañados.

Tras el primer día de cole, es muy recomendable que cuando vayamos a recogerles, lo hagamos alegres y mostrando interés por escuchar todas las novedades que quieran contarnos, así como reforzarles y recompensarles con todo nuestro cariño y atención. Que sientan que la vuelta al cole no es un drama sino una forma divertida de volver a su día a día.