Home / Bienestar / MIOPÍA, UN PROBLEMA COMÚN DE FÁCIL SOLUCIÓN

MIOPÍA, UN PROBLEMA COMÚN DE FÁCIL SOLUCIÓN

¿No te ha pasado que tienes que acercarte mucho a un cartel para poder leerlo? Puede que sea miopía.

¡No te asustes! La miopía es uno de los problemas más habituales de visión en el ser humano.

Consiste en un fallo en el enfoque visual por el que los afectados sufren una visión borrosa de los objetos que se encuentran lejos, mientras que los objetos cercanos los aprecian con claridad.

Para corregir esto existen numerosas posibilidades como:

  • Uso de gafas. Es la forma más simple y segura de corregir la miopía. Las puedes llevar de forma puntual o continua, depende de cada uno y de las recomendaciones de los especialistas.
  • Lentes de contacto o lentillas. Son una opción segura y eficaz si se utilizan de forma correcta. Sin embargo, las lentillas no son la mejor opción para todas las personas porque pueden producir sequedad ocular. Por esta razón, es muy frecuente usar humectantes oculares para mantener hidratada la cavidad ocular.
  • Ortoqueratología (lentillas nocturnas). Se trata de un tratamiento muy novedoso que consiste en la utilización de lentes de contacto mientras duermes, las cuales corrigen el problema de visión y te permiten no usar gafas ni lentillas durante el día. ¡Ojo! Estas lentillas son especiales, no son las lentillas comunes. Por eso, este tratamiento debe estar supervisado por un experto. Si estás interesado, ¡Consulta a tu médico! Además,  esta opción consigue disminuir la progresión de la miopía en muchos pacientes.
  • Cirugía. Los procesos de corrección mediante cirugía suelen ser definitivos. Es muy importante que valores todas las opciones de cirugía con el oftalmólogo, ya que se debe elegir la que se ajuste mejor a tus necesidades.

En definitiva, si crees que puedes tener algún problema de visión, acude a tu médico y que te haga un estudio personalizado. A veces la solución es más sencilla de lo que creemos y no hay nada como disfrutar de una buena agudeza visual.