Home / Salud / CUIDADOS PARA UNA MEJOR VISIÓN
en Salud

CUIDADOS PARA UNA MEJOR VISIÓN

El sentido de la vista es uno de los que más usamos y mediante el que recibimos una mayor cantidad de información. De hecho, la mayoría de los mensajes que llegan a nuestro cerebro lo hacen a través de nuestros ojos. Es por eso que resulta especialmente importante prestar atención a su cuidado y adoptar una serie de hábitos saludables. ¿Los practicas?:

  • Mínimo una revisión anual

Siempre es mejor prevenir que curar y en el caso de la vista, detectar cualquier problema a tiempo ayudará a corregirlo antes de que se convierta en algo más grave. Los expertos recomiendan, como mínimo, una revisión anual de manos de un oftalmólogo.

  • Que ver borroso no se convierta en algo normal

Si sufres de miopía, astigmatismo o hipermetropía, presta especial atención a tus ojos y ante el más mínimo cambio, acude al especialista. Los errores de refracción pueden suponer un auténtico dolor de cabeza si no se tratan de manera correcta. No te acostumbres a vivir con ellos y busca ayuda para mejorar la calidad de tu visión.

  • Ten una alimentación saludable

Una dieta equilibrada siempre incide de forma positiva en nuestra salud y la visión no iba a ser menos. Para mantener una vista sana, los oftalmólogos recomiendan alimentos ricos en luteína y zeaxantina (antioxidantes relacionados con la salud ocular) que se encuentran en el brócoli, las espinacas o el kale, entre otros. También los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 como el salmón o el atún; la vitamina C de los cítricos, las fresas o los pimientos; la Vitamina E del trigo o las almendras; el Zinc que se encuentra en legumbres como las lentejas o las alubias; así como otras muchas sustancias que, por lo general, abundan en las frutas y hortalizas.

  • Permite a tus ojos descansar

Si sueles llevar lentes de contacto es fundamental que no sobrepases las 8 o 10 horas de uso, dado que el abuso puede producir irritación, sequedad, infecciones o problemas oculares. Además, es imprescindible consultar y respetar el tiempo de uso indicado en la caja, pues éste dependerá de si elegimos lentes diarias, mensuales, convencionales… Respetarlo te garantiza que las lentes estén en un estado óptimo y que su uso no nos vaya a producir problemas oculares.

Asimismo, si tienes poca lágrima es conveniente humectar a lo largo del día los ojos con un lubricante ocular para asegurar la correcta hidratación y lograr que no se irriten por el uso.

  • Protege tus ojos del sol

El sol es uno de los grandes enemigos de la vista. Existe el mito de que solo es necesario utilizar gafas de sol en días muy despejados pero lo cierto es que incluso en los días nublados es necesario utilizarlas. Los rayos UV están presentes, aunque no se perciban.

Es importante que las gafas de sol utilizadas estén homologadas para que garanticen una protección eficaz y no pongan en peligro nuestra salud.

  • Evita pequeños malos hábitos

El frotarse los ojos, trabajar con poca iluminación, el consumo de tabaco o alcohol, son solo algunos ejemplos de hábitos que inciden de forma negativa en nuestra salud visual.

 

No hay que olvidar que los ojos son la ventana a través de la que miramos al mundo y es fundamental prestarle la atención que merece si queremos que nos acompañen durante toda nuestra vida. De lo contrario, las consecuencias pueden ser catastróficas.