Home / Kids / QUE NADA TE ARRUITE LA LACTANCIA: DISCOS ABSORBENTES
en Kids

QUE NADA TE ARRUITE LA LACTANCIA: DISCOS ABSORBENTES

Cuando tienes un bebé, poder amamantarlo es algo que las mamás viven con mucha emoción. El periodo de lactancia conlleva una conexión emocional única y supone numerosos beneficios para la salud del recién nacido y de la madre, como reforzar su sistema inmunológico y ayudarles en la recuperación postparto, entre otros.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud y las principales Sociedades Científicas Pediátricas recomiendan que durante los primeros 6 meses de vida solamente se alimente a los recién nacidos con leche materna, para luego mantenerla durante los siguientes seis meses.

Aunque como muchas sabréis, la lactancia no es un camino de rosas. A veces aparecen algunas dificultades que hay que resolver. Uno de los problemas más habituales es el de la pérdida de leche que se da entre toma y toma, incluso en la última fase del embarazo. Los restos de leche pueden favorecer la presencia de bacterias, éstas pasan al seno en caso de micro lesiones en el pezón y pueden provocar mastitis.

Para evitar ese problema se recomienda el uso de discos absorbentes que ayudan a mantener el pecho seco y se previenen las irritaciones y grietas, manteniendo la flora bacteriana de la piel y del pecho. Además, las matronas los recomiendan porque contribuyen a la continuidad de la lactancia materna.

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de discos y no todos tienen las mismas propiedades, por lo que a la hora de elegir los más adecuados hay que valorar las siguientes características:

  1. Que tenga doble capa, lo que contribuye a prevenir el riesgo de maceración de la piel por contacto con líquido.
  2. Que el material en su interior tenga propiedades bactericidas. Así se minimiza la proliferación de bacterias en la leche contenida en el disco, motivo de posibles infecciones en el pecho.

Que nada te arruine una época tan especial. Elige la solución más cómoda para ti y siéntete segura de estar haciendo lo mejor para tu bebé.