Home / Salud / ARTROSIS, APRENDE SOBRE ELLA
en Salud

ARTROSIS, APRENDE SOBRE ELLA

En palabras coloquiales decimos que la artrosis es “el desgaste de los huesos”, pero en realidad se trata del desgaste del cartílago que protege al hueso, el cual permite el movimiento de la articulación.

¿Cómo se produce?

El cartílago se hace cada vez más blando, se desgasta y puede llegar a desaparecer, lo que produce que los extremos óseos contacten directamente, el hueso reaccione y crezca por los lados deformando la articulación. A su vez esto hace que el líquido sinovial sea menos viscoso, perdiendo su función de lubricación, y que la zona se in ame.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas asociados a esta patología son la limitación en el movimiento, rigidez y dolor en la articulación.

¿Quién lo padece?

El envejecimiento de la población conlleva un au- mento en las patologías articulares, como la artrosis, en manos, rodillas y caderas. Este hecho es más frecuente en mujeres que en hombres, especialmente a partir de los 50 años.

Además, están creciendo las lesiones derivadas del aumento de la práctica del deporte, ya sea de n de semana o de forma periódica, debido a que en ocasiones no se tiene una preparación física adecuada y a que aumenta el número de personas de edad avanzada que se animan a hacer algún tipo de deporte. Este tipo de deportistas tienen más riesgo de sufrir lesiones, ya sean de tipo óseo, muscular o articular debido al desgaste del colágeno.

¿Cómo se previene?

Existen muchas plantas medicinales que pueden paliar y ayudar a mejorar los síntomas de la artrosis, como el Harpagofito, Árnica, Cúrcuma, …
También podemos atacar y prevenir la artrosis cambiando hábitos cotidianos como, por ejemplo, la in- adecuada alimentación o el estilo de vida sedentario. Recientes estudios han demostrado que los excesos de grasas saturadas impiden el funcionamiento de ciertos antioxidantes que previenen la in amación de las articulaciones que es lo que produce el desgaste del cartílago. Eligiendo grasas como las del pescado azul o los frutos secos ayudamos a nuestro cuerpo a prevenir dichas in amaciones.

Por otro lado, un estilo de vida sedentario inhibe la capacidad de nuestro cuerpo para producir energía. Este hecho reprograma los genes de las células y provoca que nuestras articulaciones se in amen todavía más.

Aliméntate bien y haz deporte para mantenerte saludable y con energía.

¡Tu cuerpo te acompañará toda la vida!