Home / Salud / POSICIONES PARA UNA LACTANCIA FELIZ
en Salud

POSICIONES PARA UNA LACTANCIA FELIZ

No existe una única posición adecuada para amamantar, lo importante es que la madre esté cómoda y el agarre sea adecuado:

  • Posición de crianza biológica: la madre se colocará recostada (entre 15 y 65º) boca arriba y el bebé boca abajo, en estrecho contacto piel con piel con el cuerpo de la madre. Es especialmente adecuada durante los primeros días y cuando exista algún problema de agarre (dolor, grietas, rechazo del pecho…).
  • Posición sentada: suele ser más cómoda elevando los pies en una banqueta, o también un poco recostada en caso de episiotomía, ya que al dejar esa zona fuera de la silla se alivian mucho las molestias. Se debe colocar al bebé con el tronco enfrentado y pegado a la madre. De esta manera la madre puede sujetarlo con la mano en su espalda, apoyando la cabeza en el antebrazo. Con la otra mano puede dirigir el pecho hacia la boca del bebé.
  • Posición acostada: la madre se sitúa acostada de lado, con la cabeza ligeramente elevada (sobre una almohada) con el bebé también de lado, acostado sobre la cama, con su cuerpo enfrentado y pegado al cuerpo de la madre. La madre puede acercarlo al pecho empujándole por la espalda, con suavidad, cuando abra la boca, para facilitar el agarre. Muy cómoda para las tomas nocturnas y los primeros días.
  • Posición invertida o balón de rugby: en esta posición se sitúa al bebé por debajo de la axila de la madre con las piernas hacia atrás y la cabeza al nivel del pecho, con el pezón a la altura de la nariz. Es una posición muy cómoda para amamantar a gemelos y a prematuros.
  • Posición de caballito: estando la madre sentada, el bebé se sitúa sentado sobre una de las piernas de la madre y con el abdomen pegado y apoyado sobre el materno. Esta postura puede ayudar en casos de grietas y en bebés con reflujo gastroesofágico importante, prematuros, con labio leporino o fisura palatina, mandíbula pequeña (retromicrognatia) o problemas de hipotonía (bajo tono muscular). En estos casos puede ser necesario sujetar el pecho por debajo a la vez que se sujeta la barbilla del bebé.