Home / Bienestar / ¿Quieres ser un súper héroe?

¿Quieres ser un súper héroe?

Una de las principales armas para luchar contra el cáncer es la donación de médula.

¿Por qué donar médula ósea?

Responder a esta pregunta nos puede dar una idea de la importancia de este gesto. Enfermedades potencialmente mortales como leucemia, linfoma, aplasia medular, pacientes con cáncer, donde la quimioterapia ha destruido la médula ósea, entre otras. Con médula podemos combatirlas.

La médula ósea se encuentra en el interior de algunos huesos, como en el cráneo, esternón o en los huesos de la cadera. El gran valor que tiene donar este tipo de médula, es debido a que es rica en células madre, de las que tanto hemos oído hablar. Son células que aún no han llegado a su madurez; cuando lo hacen se transforman en cualquiera de los tres tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos, blancos o plaquetas.

El principal temor a la hora de donar, es el daño que pueda producir, esto se debe a que en el subconsciente, generalmente, está implantada la idea de que la extracción se hace mediante punción lumbar, es una equivocación normal, confundir la médula ósea con la médula espinal.

¿Qué necesitas para ser donante de médula?

Para formar parte de la lista de donantes, tienes que tener entre 18 y 55 años, y que tu sangre sea compatible con la del paciente que la recibirá. Para saber si eres compatible se hace una extracción de sangre estándar, como la que se puede realizar para un análisis rutinario, o bien se recoge una muestra de saliva. Esta muestra se analiza, y quedamos a la espera de un paciente que necesite un trasplante y seamos compatibles.

Llegado el día de la donación, ésta se podrá realizar mediante dos métodos, es el donante quien decide el método, siempre con la recomendación de un médico.

  • Se obtienen las células madre mediante una vena del brazo, haciendo fluir la sangre hasta una maquina y de esta nuevamente a nuestro organismo. Antes nos habrán administrado 4-5 dosis de los llamados “factores de crecimiento”, para que las células madre de la médula ósea pasen al torrente sanguíneo. Este proceso se denomina donación de sangre periférica. Los únicos efectos secundarios que puede experimentar el paciente, son dolores similares a una gripe.
  • El otro método, es la donación de médula ósea, propiamente dicha, como ya hemos mencionado, se encuentra en el interior de algunos huesos. En este caso se realiza del hueso de la cadera, una vez administrada la anestesia, se produce una punción para la extracción. Los efectos secundarios que puede conllevar este método, son las posibles molestias en el área de la punción.

Una vez haya transcurrido un año podemos volver a ser llamados, si han encontrado otro paciente con el que seamos compatibles.

¿Serás un súper héroe?