Home / Salud / Tipos de piel y el cuidado que necesitan
en Salud

Tipos de piel y el cuidado que necesitan

¿Sabías que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo? Además, es el más expuesto y al que muchas veces menos atención prestas. Los factores externos como la contaminación, el frío del invierno, el calor de las calefacciones, jabones o cremas abrasivas, la falta de hidratación interna y el estrés pueden hacer meya en la salud de vuestra piel y vuestro aspecto. Cuando descuidáis vuestra piel se deshidrata, dando lugar un aspecto rugoso o escamoso, incluso podréis notar que está tensa o os ha aparecido arrugas o estrías que antes no teníais. En muchas ocasiones sentireis picor y que se ha vuelto frágil y sensible. Todas estas características os harán saber que vuestra piel necesita una hidratación adecuada. Sabemos que todas las pieles no son iguales y no pueden recibir el mismo trato. Hay pieles grasas, que también sufren deshidratación; pieles secas, que en ocasiones se confunden con piel poco hidratada, y las pieles normales-mixtas, que es la piel con una proporción normal en lípidos y la que tiene la mayoría de la población.   Según tu tipo de piel y si sufres deshidratación, deberás de cuidarla de una forma específica, hasta lograr que esté en niveles óptimos de hidratación. Cuando la piel mixta sufre deshidratación y está seca, debéis de recurrir a estos cuidados: En primer lugar debéis de limpiarla diariamente en vuestra ducha diaria con aguas micelares , para el rostro, espumas suaves, un producto que os puede servir es el gel Aderma Dermopan líquido, para el resto del cuerpo. Para que la piel esté perfectamente limpia, realizareis una vez a la semana un exfoliante, el exfoliante SeSderma, es una opción magnífica para cuidarla perfectamente. Además usaréis un serum hidratante de día y noche, para cuidar el aspecto de vuestra piel durante toda la jornada, para vuestro rostro, junto a él también un contorno de ojos que no sea excesivamente graso.   La piel seca sufre un estado de deshidratación constante, por eso su cuidado es más intenso: La piel la cuidareis con una limpieza basada en geles sin jabón, espumas muy suaves o productos Syndent como por ejemplo el gel Alpha Avena Syndent de DermaThea. El agua debe estar tibia y la secareis a toquecitos muy suaves. Una vez a la semana también debéis de realizar un exfoliante, con productos como SeSderma. Durante el día es conveniente que aplicar una hidratante y por la noche nutritiva. Para vuestro rostro el cuidado también debe de ser muy suave, geles sin jabón y cremas o serums y/o ampollas muy hidratantes, como las SesDerma Acglicolic 20. El contorno de ojos deberá de ser bastante hidratante ya que esa zona se resiente bastante.   La piel grasa, al contrario de la normal-mixta, sufre un desequilibrio lípido, en el que la grasa está en proporciones mayores. Si normalmente, utilizais geles o jabones especiales para pieles grasas, en una etapa de deshidratación abandonareis hasta recuperaros totalmente. Podeis sustituirlos por espumas, aguas micelares, como en el resto de los casos. En muchas ocasione no es necesaria la crema hidratante y lo más conveniente es dejar de utilizar las cremas específicas, para pieles grasas, hasta recuperar la normalidad de vuestro tejido. Al contrario que con los otros tipos de pieles, no exfoliareis semanalmente sino cada dos semanas.   Estos son los cuidados externos que debéis seguir si vuestra piel está deshidratada, pero debemos de recordar que para que está perfecta y sana, debéis de beber 2 litro de agua al día, comer sano, y alejaros del alcohol y el tabaco.